Exitosa exposición fotográfica de cine negro mexicano en el Segundo Festival Cultural de Malinalco



Exitosa resultó la exposición fotográfica Noir Mex o cine negro que Fundación Televisa montó para el 2do. Festival Cultural de Malinalco, el primer festival totalmente gratuito en México, a beneficio de obras malinalquenses de interés social, y cuyos organizadores trabajan pro bono, la cual han podido apreciar los asistentes desde el pasado día viernes 13 de marzo en el Atrio del ex-Convento Agustino del Siglo XVI, Parroquia del Divino Salvador, monumento histórico de Malinalco, y que permanecerá hasta hoy lunes 16 de marzo.

 

Reflejo del compromiso social y cultural que ha mostrado siempre al desarrollo y divulgacion de la cultura en México, Fundación Televisa una asociación civil sin fines de lucro cuya misión es generar oportunidades de mejora en el ámbito social, principalmente con la educación, los valores, la nutrición, la salud, la vivienda y los proyectos culturales para el mayor número de personas-  ha estado presente en el 2do. Festival Cultural de Malinalco.

 

El Noir Mex o Cine negro mexicano es una adaptación del cine policiaco hollywoodense a nuestro país, donde se entrelazan la moral y la sociedad de la época mostrando sucesos eliminados en la edición final de los filmes o encuadres y posiciones realizados expresamente para la cámara fija. La exposición fotográfica cuenta con las aportaciones de grandes directores mexicanos a este género cinematográfico, tales como Roberto Gavaldón, Alejandro Galindo, Julio Bracho o Juan Orol, quienes optaron por recurrir a los contrastes de luces y sombras provocando efectos de tensión y dramatismo en cada una de las escenas, mientras que de fondo , algunas orquestas o bandas de jazz, construían la banda sonora recreando el ambiente de fiestas, clubes nocturnos y lugares solitarios que los personajes frecuentaban en las película.

 

Los personajes del cine negro mexicano, representados por actores como Arturo de Córdova, María Félix, Dolores del Río, David Silva, entre otros, vivían una constante lucha entre lo moral y lo criminal, entre matones, traficantes de drogas, políticos y policías corruptos, y los detectives privados acompañados siempre de bellas mujeres seguras de sí, sin temor a decir lo que pensaban y lo más importante, con la capacidad para que los demás hicieran lo que ellas pedían. Parte de la esencia de estos filmes se debe al trabajo fotográfico de Gabriel Figueroa, Alex Phillips, Jorge Stahl o Víctor Herrera, y escenógrafos como Gunther Gerzso, José Rodríguez Granada o Ramón Rodríguez.





Anuncios